Un beso

Estábamos sentados el uno frente al otro, quedé impactado por la belleza de sus facciones, miré sus ojos y me introduje en su esencia, me abrió las puertas de su ser y me dejó fascinado, con lo bella que era esa mujer.

─ Estás preciosa.

─ Gracias ─ Me contestó con un poco de timidez.

Me acerqué más y quedamos a un palmo de distancia, podía sentir su respiración, la calidez que emanaba al tocar mi cuerpo, pude ver como su piel se erizaba conforme rompía el espacio que nos separaba. Decidí tomar su mano y entrelazar mis dedos con los suyos, su corazón comenzó a latir al ritmo de los tambores que marcan el inicio de la guerra, más bien de una tregua diría yo, de la unión de dos seres.

─ ¿Por qué no te acercas más? ─ Me preguntó.

─ Porque antes de ello quiero que estemos sincronizados.

─ ¿Para qué? ─ Me contestó como si no entendiera de lo que estaba hablando.

─ Shh…─ Acerqué mi dedo índice a sus labios y suavemente la hice callar.

Ella cerró los ojos y comenzó a respirar profundamente, era el momento adecuado de efectuar el ataque, me acerqué y posé mis labios sobre los suyos. No quedan palabras para describir el acto.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s