Crónicas de la FIL31: ¿Con qué energía mueves tu vida?

Este año cubriré la FIL por parte de Gonram, estoy muy emocionado y al mismo tiempo aterrorizado porque surge la gran pregunta, ¿Qué voy a escribir que lleve impresa mi esencia y les aporte algo a ustedes queridos lectores?

Así que entre mis cavilaciones mentales y buenas pláticas, decreté mi misión:

Descubrir lo que permanece oculto frente a nuestros ojos y da fundamento a las cosas

En esta fil quiero fungir como un órgano receptor y ser la voz para todos aquellos aspectos que no se revelan en un ámbito superficial sobre La Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

He practicado un ejercicio peculiar, camino por los pasillos llenos de stands de las editoriales, que a su vez están repletos de libros, que también está atiborrado de miles de personas que asisten a la feria, yo me pongo receptivo.

¿A qué me refiero con esto?

Abro mi percepción, cierro la mente y recibo los mensajes que hay en el lugar. He llegado a una de muchas conclusiones:  Cada año, a pesar de que me encanta estar en la FIL, me engento muy rápido, me dan dolores de cabeza y me siento cansado, ¿Por qué?

¿A qué se debe que estar en un espacio con tanta gente nos provoque esos síntomas?

Hablo en plural porque no soy el único que lo experimenta así, mucha gente comparte este sentir conmigo, he llegado a una conclusión básica, este fue el mensaje recibido.

Todos somos energía, estamos en un espacio cerrado compartiendo directa o indirectamente nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, es lógico que nos saturemos y nos sintamos de esa manera. 

Este pensamiento me llevó a una pregunta más grande, ya saben que soy amante de las preguntas existenciales.

¿Con qué energía mueves tu vida? 

Al estar de acuerdo en que todo es energía, también accedemos a la creencia de que la energía que expresemos va a determinar el modo en que creamos nuestra vida.

Una vez más regreso a la pregunta, ¿Por qué en la FIL me siento mal después de estar mucho tiempo? A lo que me responde mi inconsciente:

  1. La energía que vibras tiende a lo negativo, recibes lo que das, estás expuesto a ello.
  2. Aunque toda la energía que emitieras fuera luminosa, al estar en contacto con tantas personas te vuelves vulnerable y agotas tu energía intentando mantenerte en balance.

La pregunta final surge, ¿Qué hacer para mantener mi equilibrio en una situación de mucha gente?

Estar receptivo en todo momento y dejar que la energía pase sin que se asiente en nuestro interior, no aferrarnos a lo que no es nuestro.

Te invito a que te hagas consciente de tu energía, que la limpies y moldees para que al ser expresada sea la luz que necesites para cumplir tu destino.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s