No somos casualidad

Tengo la profunda convicción en que nada es aleatorio, ningún encuentro es casualidad, aunque en ocasiones optemos por verlo así.

Somos rompecabezas que se complementan con las piezas de otras personas, no venimos a este mundo a estar aislados, separados de quien tenemos enfrente, más bien nos nutrimos, nos compartimos, hacemos de esta tierra un campo fértil para jugar como niños, que disfrutan de una complicidad sin límites, no hace falta decir palabras o buscar infructuosamente racionalizar la situación, más bien nos impulsa el deseo a explorar desde la inocencia el vínculo que nos conecta.

No necesito deletrear nombres o describir personas para que sepas quién eres, es tan sencillo como mencionar que nos hemos visto, más allá de mirarnos a los ojos, nuestras almas se han cruzado.

La chispa está encendida y de ella ha nacido un fuego que dependerá de nosotros  extinguirlo u elevarlo a una hoguera, en la playa con el mar de fondo, observando la Vía Láctea, riendo de la eternidad que se esconde debajo de un segundo.

Es sencillo ¡Baila! ¡Sacúdete! deja caer de tu cuerpo el peso de la racionalidad, que los cuadrados mentales pierdan sus ángulos y se conviertan en círculos, ciclos, que se unen como burbujas en una simbiosis mágica, sin principio ni fin, una amalgama libre que crece conforme más pasión le es inyectada.

Pensar, discernir, evaluar y analizar son recursos vanos en este viaje que emprendemos con la intención de volar, para soltarnos de las anclas que nos mantienen pesados, a raz del suelo, con la mirada fija en los sospechosos usuales, inmersos en la monotonía mundana, formando parte de una fría y deshumanizada cuadricula.

Desarticula las ideas que se reproducen como un disco rayado en tu cabeza, aquellas que se trasladan por todo tu ser, como un veneno que se expande imitando al cáncer, nublando tu esencia. Desvaneciendo tu verdadera identidad.

Tú eres, yo soy. Nosotros somos.

¿Qué eres?              ¿Qué soy?

¿Qué somos?

 

¿Acaso importa? ¿Por qué necesitamos definir la vida?

 

Regresemos al lenguaje primordial del ser humano, carente de palabras e ideas, puro como la existencia, energía que crea y da sentido a todo sin necesidad de ser estructurada: el amor.

Advertisements

2 thoughts on “No somos casualidad

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s