La Lluvia

Me senté a observar la vida pasar, sin expectativas, ni ganas de sentir nada, suficiente había tenido con los últimos días, estaba acorazado por un mineral irrompible, incapaz de expresar lo que tenía dentro. Pasaron los minutos y me sentí perseguido por una cadena de nubes oscuras, al verlas fue como un efecto en cadena, las gotas comenzaron a caer, primero eran unas cuantas, hasta las podía contar, a los pocos segundos comenzaron a caer de manera violenta, un suicidio colectivo que con su sacrificio iba a fomentar la vida.

Mi ropa se empapó pero nada de eso me hacía sentir, yo seguía en un estado catatónico, me parecía impresionante la cantidad de agua que podía caer del cielo, era como si en un desierto donde no hay nada, la muerte es la que predomina, de pronto, cayeran miles de litros de agua, mágicamente, un milagro y con su duro impacto dieran el primer paso para fomentar el nacimiento de nueva vida.

Estaba ante una inmensa inseminación, tantas veces había visto la lluvia pero nunca en la vida la había percibido de esa manera. Cuando me cansé y decidí regresar a casa, la tormenta se hizo más fuerte y comenzó a golpear mi cuerpo, era como si quisiera penetrar en mí y hacer que volviera a sentir, pero yo seguí con mi camino, no hice caso del llamado, así que comenzó a granizar y entendí que tenía que parar y sentir esos pequeños impactos, que indefensos para la piel, iban rompiendo cada una de mis barreras interiores, aquellas que no me permiten expresarme, ni ser quien soy, así que regresé el regalo a la madre, a la tierra que tanto nos ha dado y comencé a llorar, porque yo también quería ser parte de tan mágico evento, que aunque mis lágrimas no fueran a acumular la cantidad de agua que el cielo, iba a estar contribuyendo a una obra, iba a sembrar una semilla en una árida tierra.

No se cuanto tiempo estuve mojándome, pero se que a cada momento que pasaba, mi corazón se iba abriendo y volvía a sentir. Como una flor que a punto de marchitar, recibe el sagrado elixir del agua y vuelve a estar viva, así renací.

Advertisements

Siempre en mi mente, siempre en mi corazón

Estaba admirando un bello atardecer acompañado por la suave melodía de las olas al reventar, qué mágica atmósfera lo envolvía. Dentro de ese aura de tranquilidad, la melancolía se disparó y comenzó a recordar el inicio de todo, el día que invitó a Laura, a la aventura de sus vidas.

Arbolitos 5-1997.jpg

Ahí se encontraba, hermosa como la primera vez que la vio, sentada en una de las bancas del parque, esperando su llegada. Emocionado se acercó a ella y le hizo una propuesta, una idea que había entrado en su cabeza y no lo había dejado dormir, la intención de huir de la ciudad y recobrar sus raíces nómadas.

hands
(Tumblr, 2016)

─ Entiéndelo Laura, es la oportunidad de nuestras vidas, tenemos el mundo en nuestras manos ¿Dime que no estás cansada de esta ciudad, de la contaminación, del ruido, de todas aquellas cosas que nos hacen olvidar nuestra esencia?─ Dijo él agitado.

─ Miguel, necesitas tranquilizarte, tienes un trabajo, busca la estabilidad, tenemos que ahorrar para comprar la casa de nuestros sueños. Estoy de acuerdo con todo lo que dices, pero no estoy dispuesta a abandonarlo todo por una locura que se te acaba de ocurrir.

─ Laura, es que abre tu mente, date cuenta que somos recién egresados y cualquier paso que demos va a determinar la dirección de nuestras vidas. Yo no quiero esclavizarme a un trabajo y a una rutina, igual que todos los demás. Quiero ser libre y forjar mi propio camino, necesito regresar a mi naturaleza.

─Estás demente, bájate de tu nube, ve las cosas con calma, aterriza, vas a perderlo todo por un impulso─ Contestó Laura entre lágrimas.

─ Te amo más que a la vida misma, pero no estoy dispuesto a hundirme por un miedo que no te deja ver más allá de la seguridad en la que estás, adiós Laura, siempre en mi mente, siempre en mi corazón.─ Se acercó a besarla y desapareció de la escena.

high camp
(Tumblr, 2016)

De regreso al presente, contó con los dedos de su mano el tiempo transcurrido; uno, dos, tres años, desde que eso ocurrió y se sentía más vivo que nunca. La vida nómada lo había transformado en un hombre desapegado de lo material, acostumbrado a los cambios e inseguridad, ya no sentía miedo por perderlo todo, ya no añoraba enraizarse y forjar las bases de una existencia marcada por las posesiones, había aprendido a amar a cada persona que se cruzara por su camino, cada paisaje que se posara frente a sus ojos. Para ello tuvo que renunciar a un gran amor, a un bienestar económico y sobre todo a una vida llena de comodidades.

tree
(Tumblr, 2016)

Por fin, después de tanto transitar por el mundo, había llegado al final de ese camino, que con gran corazón le había ayudado a encontrar su esencia, pero era momento de regresar a ese lugar al que renunció, para así poder regalar las enseñanzas que llevaba cargando en su ser, un millón de semillas de amor que tenía que sembrar en el alma de la gente.

Fin del camino, inicio de una vida

Yo creo que la vida es un flujo de periodos de tiempo que nos hacen crecer, pero hay ciertos momentos, muy específicos en que si estamos más conscientes y los utilizamos a nuestro favor, podemos evolucionar de manera desmesurada. Este verano ha sido una de las etapas más importantes de mi vida, porque me regalé la oportunidad de desarrollarme, decidí que cada momento de mi existencia lo iba a dedicar a abonar a mi progreso personal, porque topé con pared, fue un momento en el que todos mis artilugios para continuar en el camino perdieron su efecto y tuve que enfrentarme ante la cruda realidad, sin ningún arma más que mi ser, pero incapaz de usarlo, ya que no me conocía ni sabía quién era.

EM 1-1949

Es impresionante como Dios, el universo, o como gusten llamarle, actúa a tu favor y dispone de los elementos que necesitas, cuando estás en sintonía con la vida. Todo comenzó con asistir a la Sagrada Ceremonia de la toma de Ayahuasca, necesitaba algo que me ayudara a romper con esa gran barrera que no me dejaba seguir adelante, la mayor parte de mi vida he estado deprimido y es uno de los peores estados en los que un ser humano se puede encontrar, porque no tienes fuerza ni voluntad para salir de ese agujero, así que decidí someterme a esta antigua medicina, fue una grandísima experiencia, dicen que son treinta años de terapia en una sesión y verdaderamente lo fue, doce horas de una intensa lucha conmigo mismo y mis demonios. Fue el momento en que decidí emprender el viaje a mi muerte, vencer el más grande de los miedos y así; hecho cenizas, incorpóreo decidí nacer, como alguien nuevo, fuerte y con muchas ganas de aportar un granito de arena al mundo.

SP 2-1873

La cumbre más alta de este periodo fue el viaje que realicé con mi papá a La Baja Sur, porque ninguno de los dos era un campista experimentado, simplemente éramos personas con las ansias de recorrer míticas tierras, y encontrar en nuestro peregrinaje la esencia de la vida. Fueron días difíciles, desde el drástico cambio de clima al que estamos acostumbrados, era tal el calor que varias veces tuvimos que dormir bajo las estrellas y aun así tenías la sensación de estar en una hoguera, pero todo valía la pena al estar rodeado de tanta magia, la naturaleza es el mejor maestro que puede tener el ser humano, y aprender a contemplarla es uno de los mayores regalos que nos podemos dar.

Ensenada m 2-1941

Conocimos playas de una belleza impresionante, nos rodeamos de gente buena y cálida, aprendimos a vivir como nómadas, recuperamos esa naturaleza olvidada, porque los primeros seres humanos, no tenían un hogar e iban deambulando por diferentes locaciones, a merced de las estaciones y el alimento. Pero es impresionante todo lo que uno puede crecer al estar en ese estado, comienzas a entender el desapego, dejas de necesitar gran cantidad de cosas y comprendes que con tener alimento y cobijo no necesitas de otra cosa. Me enseñó la simpleza y a encontrar en ella el milagro de estar vivos, que mientras menos nos complicamos, más obtenemos y apreciamos lo que nos rodea.

Clan 1-2081.jpg

Todo culminó con mi estadía en Los Cabos, el lugar donde todo empezó, el lugar al que yo llamo hogar, porque me hace sentir pleno. Pude convivir de nuevo con mi abuelo, una de las personas que más admiro, con Alonso mi tío, que se convirtió en un gran amigo, de Lorenzo su pequeño hijo, que me enseñó a volver a ser niño y de Jos, que me ayudó a volver a ver la vida sin vendas frente a los ojos. Gente con la cual pertenezco a una tribu, con la que realmente siento empatía y una conexión.

PA 4-2041

Fueron días grandes, de mucha alegría, al igual que dolor y purificación interna. Mucho escribir, mucho descansar y mucho estar en contacto con el mar, que tanto instruye. Todo terminó con una acción que para muchos puede parecer banal, pero tuvo gran significado para mí, cortar mi cabello, después de dos años de dejarlo crecer, decidí deshacerme de todo aquello que fue recogiendo a lo largo de una de las etapas más difíciles de mi existencia, todo para volver a empezar limpio.

IMG_20160720_193950317IMG_20160727_124928145

Dicen que cada final es un nuevo comienzo y estoy seguro que toda esta gran aventura, es simplemente el nacimiento de muchas más, el inicio de un camino pleno, lleno de amor y crecimiento. Así que en vez de quejarme por todas las cosas negativas que puede tener este lugar, voy a apreciar cada situación que me rodea y encontrar el milagro de la existencia.

IMG_20160727_160308117

Día 5: Los arbolitos

Tras varios días fuera de casa, lo conocido, la rutina pierde forma y se convierte en una masa amorfa, en un lejano concepto que utiliza la gente en la vida moderna para mantener su organización. Pierdes la noción del lugar en el que vas a comer, dormir o ir al baño. Dejan de existir los horarios, es el momento en que comienzas a experimentar en plenitud la vida nómada.

EM 2-1969

Nos encontrábamos en La Ensenada de los muertos y después de todo el ventarrón, era un lugar muy hermoso, el agua estaba helada y nadé durante horas, hasta que decidimos recoger el campamento y continuar con nuestro rumbo, nos dirigimos a Los Barriles, un pueblo a la orilla del mar ubicado entre La Paz y San José del Cabo, por la carretera antigua. Fue un transcurso muy hermoso porque nunca imaginé ver tanta vegetación, un montón de árboles de mango, higos, y palmeras. En San Bartolo, paramos en una pintoresca casa, que vendía café colado y dulces regionales. Compramos una bolsa de mangos, cocadas de dulce de leche y varias chucherías para el camino.

EM 1-1949

Al llegar a Los Barriles, que está en una zona denominada como la East Cape, nos adentramos por una población repleta de hoteles y turistas, accedimos a la playa y estuvimos bajo el sol por varias horas, decidimos partir al Parque Nacional Cabo Pulmo, que es una de las áreas más importantes del Mar de Cortés, ya que tiene una gran variedad de fauna y por el arrecife de coral vivo que se encuentra en sus aguas.

Arbolitos 6-2004

Fue una gran travesía llegar hasta allá, porque transitamos por terracería, en una zona donde no hay letreros ni señal de celular, después de dos horas llegamos y decidimos acampar en una emblemática playa llamada, Los Arbolitos, tuvimos la suerte de snorkelear y ver el atardecer.

Arbolitos 4-1980

Fue una de las noches más cómodas y una de las mejores playas que visitamos.

Arbolitos 5-1997

Día 4: Ensenada de los muertos

Todos tenemos una rutina diferente al despertar y hay elementos que se convierten en algo indispensable para empezar de manera correcta el día, como una taza de café, un baño caliente o cierta canción, pero ¿Qué pasaría si estuvieras privado de alguna de esas cosas, y cada mañana abrieras los ojos en una diferente locación?

SP 1-1812

Amanecimos en la playa secreta detrás de Santispac, aislados de la sociedad por varias montañas, el único sonido perceptible era el movimiento del mar.

SP 4-1895

Nos sentamos en la orilla, cubiertos por agua hasta el cuello a contemplar la belleza del lugar en el que nos encontrábamos, a respirar aire fresco y recordar que la vida en la ciudad no lo es todo, que salir de nuestra burbuja trae poesía a nuestra existencia.

SP 2-1873

Arribamos a la ciudad donde se encuentra la cabeza y madre de las misiones de la alta y baja California, Loreto,

cabeza-1918

una población pintoresca, repleta de turistas estadounidenses, yo tuve el placer de vivir diez años atrás una temporada con mi abuelo,

Loreto 3-1924

que estaba construyendo un desarrollo y el cambio es monumental,

Loreto 4-1931

cabeza 2-1920

verdaderamente un Pueblo Mágico.

Loreto 6-1927Loreto 5-1928

Emprendimos el viaje de regreso al sur, no sin antes pararnos en un reconocido restaurante de mariscos, “Vista al mar”, ubicado en la orilla de la playa, que sirve las famosas almejas chocolatas o loretanas, llamadas así por su distintivo color café claro, pedimos una docena y estaban deliciosas.

Almejas-1935

Llegamos a la ciudad de La Paz y nos dirigimos a La Ensenada de los muertos, también conocida como Bahía de los sueños,

Ensenada m 1-1939

el primer nombre se lo pusieron porque en el siglo XIX, se le impido desembarcar a un buque con pasajeros que estaban infectados con la fiebre amarilla, por lo que murieron en esa zona, para impedir que una epidemia azotara a la región. A las 21:00 hrs, pisamos tierra o más bien arena y armamos el campamento.

Ensenada m 2-1941.jpg

Fue la primer noche que sentí mucho miedo, porque era una playa fantasma, solamente estábamos acompañados por otra tienda de campaña lejos de nosotros. Después de haber dormido varios días bajo un calor insoportable, la temperatura disminuyo considerablemente y fuimos atacados por un famoso fenómeno de la ciudad, el Coromuel, que es un viento muy fuerte, que durante toda la noche golpeo con fuerza la casa de campaña y hasta tuvimos que volver a armarla varias veces a lo largo de la noche.

 

Día 2: destino final

Despertamos a la manera de los antiguos, con el sol naciente, a la orilla del mar, en la playa “El Requesón”. Desayunamos, nadamos y conocimos a una familia que venía desde Ensenada, Baja California Norte, nos regalaron pan de dátil y platicamos un rato. Posteriormente fui a cazar almejas a la orilla del estero, para mi sorpresa encontré muchas que llevé al campamento.

12.jpg

Tomamos camino en la mañana y llegamos hasta Sta. Rosalía, una pequeña ciudad minera, colonia francesa y famosa por la arquitectura de sus casas y la iglesia construida por Gustave Eiffel, (el mismo de la Torre Eiffel).

Eiffel-1656.jpg

Lo único malo de la ciudad era el calor, yo la llamaría el paso al infierno, porque estaba verdaderamente caliente. Visitamos la iglesia y la famosa panadería nombrada igual que la compañía minera, El Boleo, donde compramos un pan típico de la región, llamado Pitaya, suave y parecido a una concha, pero con un sabor muy peculiar.

Panadería-el-boleo.gif

Pan 4-1675.jpg

Llegamos hasta los mejores tacos de pescado que he probado en mi vida, ubicados en un carrito al final de una avenida. Vaya que es un pueblo pintoresco, te sientes fuera de México, lo único que te hace recordar que sigues aquí, es la alta temperatura y la alegría de su gente, subimos hasta el museo, antigua oficina de El Boleo, que tenía una gran exhibición de artículos usados en la época de su funcionamiento a finales del siglo XIX.

museo -1677.jpg

Salimos de ese pequeño infierno y nos dirigimos al punto final de La Baja Sur, Guerrero Negro, llegamos en la tarde, acudimos a la salinera, para nuestra suerte, nos comentaron que debíamos regresar al día siguiente para tomar el tour. Abandonamos el lugar, sin haber visto las dunas de sal, pero con el corazón contento por haber llegado al final de nuestro camino.

SI1-1693.jpg

Arribamos a uno de los más grandes oasis de La Baja Sur, San Ignacio, una población ubicada entre Guerrero Negro y Santa Rosalía. Nos instalamos en el campamento “Los Petates”, donde conocimos a un grupo de ciclistas que estaban recorriendo el país, alegres y con buena vibra.

SI2-1694.jpg

Dormimos a la orilla del lago San Ignacio, un lugar mágico, muy diferente a todo lo que habíamos conocido, verde, repleto de agua dulce, con patos y ranas. Ocurrió lo impensable, sentimos frío en la noche y nos metimos en los sleeping bags.

Día 1: vida nómada

El inicio de la aventura, después de meses de planificación se hace realidad el sueño, dos personas, padre e hijo, con casi nula experiencia en camping y roadtrips, emprenden un viaje por toda La Baja California Sur, desde las playas de Los Cabos San Lucas, hasta la salinera más grande del mundo Guerrero Negro,  aproximadamente 950 km.

8.jpg

Es muy interesante realizar un viaje así porque aprendes a sentirte bien en toda la incomodidad que rodea a la experiencia, desde no tener un baño al que ir, hasta dormir en el suelo, comer al aire libre, que a primera instancia parece algo desagradable para muchas personas, pero ser nómada se convierte en un estilo de vida que otorga libertad.

Dejas de estar atado a tus pertenencias, a un lugar, a ciertas personas, porque el camino se vuelve tu hogar, es sorprendente la cantidad de gente agradable que conoces, el gran número de cosas que descubres cuando sales de tus cuatro paredes, de esa burbuja de seguridad.

Tomamos carretera a eso de las 9:30 y nos dirigimos desde Los Cabos San Lucas, hasta La Paz, ahí paramos a comprar provisiones para poder seguir nuestro camino, continuamos y mientras comíamos kilómetros, pasábamos ciudades como Constitución e Insurgentes, llegamos al cruce de Agua Verde y nos paramos en una choza, en medio de la nada, a comer; primera lección aprendida, siempre pide platillos típicos de la región, me sirvieron los mejores burritos de machaca que he comido en mi vida, aunque tenía un nudo de angustia en la garganta, porque a nuestro alrededor habían tres federales, me sentía en una película de Quentin Tarantino, donde de pronto la situación explota y todo se convierte en sangre y violencia.

untitled-3.jpg

Los paisajes de La Baja Sur, son poesía pura, porque conforme las ruedas devoran los kilometros de carretera, a los lados observas un sin fin de cactus, plantas del desierto, zopilotes, pero ninguna casa o comercio. En un abrir y cerrar de ojos el camino deja de ser una línea recta al pasar Ciudad Constitución y Ciudad Insurgentes, y te adentras a la sierra de La Giganta, donde las curvas son tan cerradas que a momentos piensas que no vas a salir vivo de ahí, la temperatura haciende de los 35 a los 42 grados centigrados,  de pronto volteas a tu lado derecho y puedes ver el mar, de un azul intenso y contrastante al paisaje desértico al que te acostumbraste.

Requeson.gif

Llegamos al atardecer a Bahía Concepción y nos instalamos en la playa “El Requesón”, una de las más bellas y famosas de la región, un mar apacible como una alberca, su distintivo mayor es un brazo de arena que cruza un tramo del agua hasta un estero. Instalamos nuestro campamento y nadamos por un largo rato. Posteriormente miramos las estrellas, a mi papá se le hizo impresionante volver a ver un cielo tan estrellado, algo que por la contaminación y la luz artificial es imposible admirar en la ciudad.

untitled-4.jpg

Unas cuantas estrellas fugaces cruzaron por nuestros ojos, así que decidimos dormir cobijados por la noche y el arrullo del mar.

Baja

Mañana comienza una aventura que llevo planeando desde hace meses, pero moría de ganas por vivir desde hace muchos años. Mi padre y yo vamos a recorrer todo Baja California Sur, desde Los Cabos San Lucas, hasta Guerrero Negro, son aproximadamente mil kilómetros de punta a punta, pero vamos a ir a diversos lugares, lo que va a acumular muchos más.

La idea es acampar en diversas playas, porque yo pienso que de esa manera realmente aprovechas a la naturaleza, vives con ella, no detrás de cuatro paredes, con aire acondicionado y televisión, que en la más intensa incomodidad se encuentra el más grande bienestar.

 

Entre los lugares que vamos a recorrer están: Bahía Concepción, San Juanico (Scorpion Bay), Santa Rosalía, San Ignacio, Cabo Pulmo, Los Barriles. En cada uno de esos sitios se encuentra un gran tesoro que descubrir. Cuando tenía 10 años, mis abuelos me llevaron a una playa que se llama El Requesón, está en Bahía Concepción y siempre ha sido mi sueño acampar ahí, bajo las estrellas, en las más inmensa soledad.

Antes de llegar acá esperaba muchas cosas de la experiencia, gran riqueza espiritual, enormes emociones y diversión, pero he descubierto que al esperar algo, nuestras expectativas se vuelven muy altas y específicas; y al no ser cumplidas, nos decepcionamos y olvidamos aquello que tenemos enfrente, así que en el avión, decidí que no voy a anhelar nada en este viaje, porque todo va a ser bueno y lo mejor que puedo obtener.

Luna

La luna era hermosa, el astro más brillante de la noche, nada podía opacar su gran belleza, las demás estrellas buscaban ganarle, pero sólo lograban acentuar su magnificencia. Cada noche era la primera en llegar y por las mañanas la última en abandonar su puesto.

Luna.gif
(Tumblr, 2016)

Cada 28 días mutaba a diferentes formas, ninguna más grandiosa que la otra pero al final de cada etapa se escondía bajo un manto negro para que la gente tuviera tiempo de extrañar su belleza.

Un día cegada por la vanidad y las malas influencias de los otros, decidió que no solo quería estar en la noche sino también en el día y quitarle su puesto al sol.

Así que comenzó a elaborar un plan, en el que ella saldría primero que el sol para ganar su lugar, pasó toda la noche y ella sin parpadear un segundo para no perder la oportunidad; salió antes que el viejo sol, pero el sin notar su presencia también emergió, dejándola invisible.

world in hands.jpg
(Sheila.L)

Enojada la luna decidió hacer otra cosa: sobornar a las nubes para que al día siguiente taparan al sol y ella pudiera tomar su lugar, pasado el tiempo las nubes hicieron lo que la luna les propuso, pero además de tapar al sol la taparon a ella. Ya que no podían estar en una sola parte del cielo.

Encolerizada, ideó un último plan: secuestrar al sol para que así no pudiera tomar su lugar y ella ser la única en todo el vasto cielo. Mientras el viejito dormía, lo metió en un saco y hasta Saturno lo lanzó, con gran felicidad esperó a que la noche se hiciera día pero ¡Oh sorpresa! Nunca se hizo la luz.

Desesperada y sin saber que hacer continúo esperando pero la gente no despertaba, las plantas se marchitaron y la primavera nunca llegó.

dreaminginthedeepsouth.jpg
(dreaminginthedeepsouth.tumblr.com)

Ansiosa preguntó a la estrella más sabia:

-Oh gran Filomena ¿Dime qué está pasando? Todo se muere porque no llega el día.

-Por tus ansias de poder lunita, despojaste de su lugar al creador de la luz, el viejo sol.

-Yo quería ser la única en todo el cielo, pero él no me dejaba.- Replico desesperada.

-Luna debes entender una cosa muy importante, tú eres la que controla a la abuelita mar, sus aguas se mueven a tus mandos; eres la guía y descanso para las personas, eres el final del día. Mientras que Sol es el comienzo, se encarga de nutrir a los animales y plantas con su luz; además de dar calor. Entiende que no puedes ser algo que no eres.

tumblr_o9op6mEafE1qg20oho1_500.jpg
(Tumblr, 2016)

-¡Pero yo también quiero hacer eso Filomena! ¡Quiero serlo todo!- Contestó entre sollozos Luna.

-Eso no está en ti, se lo mejor que puedas ser tú misma, pero no desees ser algo que no eres.

-Yo también quiero poder dar la luz y nutrir a las plantas, ser el comienzo de algo.

-¿Qué pasaría entonces con el señor Sol, Lunita? Moriría de la tristeza por no poder desempeñar el cargo con el que nació, le quitarías su propósito de estar vivo, pero tienes que entender que sin él tampoco existirías tú. Nadie notaría tu presencia por siempre estar ahí.- Con paciencia replicó Filomena

-¿Entonces qué debo hacer?- Replicó la Luna.

-Regrésale su lugar a Sol, tú eres la luna el astro más bello y brillante del cielo nocturno y él es el Sol, fuente de vida de cada día. Juntos hacen del mundo un lugar hermoso, separados lo matan. No crean que están separados, se complementan para lograr un equilibrio perfecto.

Saturn.jpg
(Pinterest, 2016)

La Luna con una nueva perspectiva fue hasta Saturno donde encontró al viejo Sol triste y desconcertado. Le dio un gran abrazo con todo el amor que tenía y un beso en el que le transmitió su perdón profundo.

No se necesitaron más palabras ya que Sol comprendió lo que ella le enviaba, regresaron a la tierra y juntos, como pareja reinaron los cielos.  Él por el día y ella por la noche. Los dos aportando lo más bonito que tenían para hacer de la tierra un lugar mejor.

Salvador Gonram.

Zhiwei

Cuando me contestó que no había una pastilla o remedio para lo que me estaba ocurriendo, me sentí a merced de la marea, sin poder, débil y vulnerable. Cualquier pequeña brisa podía ser capaz de derrumbar la torre de mi bienestar, ¿cómo iba a poder estar emocionalmente estable, si no existía seguridad?

Pill
(Tumblr, 2016)

Después de comprender que D me había abandonado, mi mundo se vino abajo, largas noches sin dormir, la angustia y ansiedad detrás de mí, me parecía imposible pensar en una salida de ese abismo. Así que decidí acercarme a diferentes médicos, desde psiquiatras que me recetaron algún ansiolítico para adormecer mi estado anímico, hasta una bruja capaz de romper cualquier amarre de amor, pero ninguno de ellos me pudo ayudar.

Asustado y al borde del suicidio, un amigo me comentó que él también había pasado por una situación parecida y solo Zhiwei, el ermitaño, había logrado aliviar su sufrimiento. Me dio las indicaciones para llegar a su cabaña y escapé del trabajo sin dar explicación alguna.

Hannah Kemp, 2015.jpg
(Hannah Kemp, 2015)

Manejé durante una hora y media hasta llegar a un tupido bosque, estacioné el carro y me bajé decidido a solucionar la congoja de mí existencia. Caminé diez metros y encontré un letrero de madera que tenía escrito, “Si quieres llegar a mí, con tus problemas te debes quemar y por el camino del dolor escalar”. Pensé en lo estúpido que se escuchaba eso y lo parecido que era a uno de esos consejos que aparecen en las galletas de la fortuna. Seguí la brecha que se adentraba en la vegetación, eran las 11 de la mañana y tenía calculado llegar antes de la hora de comer; no tenía provisiones, ni la ropa adecuada, pero era tal mi desesperación por encontrar la solución que decidí subir, hasta encontrar a Zhiwei.

Pasaron varias horas y no veía ninguna choza en el horizonte, según Gerardo, eran dos horas de caminata para llegar allá y yo llevaba seis, el estómago vacío y el temor de estar perdido.

tumblr_o8n3goOgKT1rb3pk0o1_1280.jpg
(Tumblr, 2016)

Sin aliento y con un cansancio extremo decidí sentarme un momento y replantearme la situación completa. Al tocar tierra, mi cuerpo se desconectó y caí en un profundo sueño, era la primera vez en mucho tiempo que me entregaba completamente al mundo onírico, no soñé, simplemente me recargué de vitalidad.

Al despertar vi un paquete frente a mí que decía, “Para nacer primero hay que morir”, volví a pensar en lo idiota del mensaje, pero me contenté al ver dentro de la envoltura una botella de agua y comida.

Engullí los alimentos y me quedé un rato observando el paisaje a mí alrededor, estaba en un lugar fantástico, todo era verde, el aire se respiraba muy fresco y sin ese característico olor a smog, los animales corrían a mí alrededor.

3b949a5df570f509e23b3f581141b4a4
(DevianArt, 2016)

El aura de paz se rompió al momento en que miré el reloj, eran otra vez las 11 de la mañana, parecía imposible que hubiera dormido hasta el día siguiente, pero al parecer mi cuerpo necesitaba reposar. Me estiré y comencé a caminar, sin rumbo y sin conocer mi destino, simplemente continúe subiendo con la esperanza de pronto llegar al lugar deseado.

Pasadas varias horas, con la tripa rugiendo otra vez, agotado y molesto, sin poder visualizar un final a mi travesía, tropecé con una roca y rodé cuesta abajo varios metros, paré al estamparme con el gran tronco de un árbol. Mi ropa estaba hecha jirones, mi cuerpo magullado y mi reloj hecho pedazos. En completa desesperación grité todo aquello que había alojado en el fondo de mi corazón, todo aquello que me había limitado a guardar en pensamientos, todo el peso que estaba cargando a mis espaldas.

— ¡¿Por qué me odias Dios!? ¡¿Por qué siempre soy yo el que tiene que enfrentar las pruebas más difíciles?! ¡Si lo que querías era verme débil y vulnerable, me presento a ti de esa manera, no soy nada más que un pedazo de mierda que no encuentra su camino, mátame en este segundo porque ya no quiero seguir luchando por nada!

tumblr_o80eb1rvHv1rxx1vlo1_500
(Tumblr, 2016)

Al terminar mi rebelión a la vida, sentí gran pesadez y caí dormido. Estaba con D, ella me sonreía y decía que siguiera adelante, que todo era parte de un rompecabezas gigante.

Al abrir los ojos, volví a encontrar un fardo, esta vez tenía una nota que decía, “Recoge tus pedazos y espárcelos por el universo, nada para ti que no sea para los demás”, esta vez no pensé en lo místico que se escuchaba, simplemente comí parte de los alimentos y guarde otra ración para el largo camino que me esperaba.

Hanson Mao.jpg
(Hanson Mao, 2016)

Ya era el tercer día que estaba perdido en la montaña, otra vez era la mañana y yo no encontraba a Zhiwei, pero eso no importaba, solo quería creer en las palabras de D y llegar hasta allá. A las cuatro horas de haber comenzado a ascender, me senté en una roca a observar el acantilado y comer un poco, antes de poder sacar los alimentos, sentí una respiración detrás de mí, al voltear; vi a una mujer que jadeaba de cansancio.

— ¿Me regalarías un poco de agua y comida? Hace ya varios días que no encuentro mi rumbo y muero de hambre y sed.

Dudé por un momento y pensé en decirle que yo tampoco tenía provisiones, pero algo en mi había cambiado y con una sonrisa en el rostro le entregué mi último sustento, pero en vez de sentirme triste o molesto, entendí el mensaje que me había sido entregado.

Nicklas Storbjörk
(Nicklas Storbjörk, 2016)

Continúe caminando hasta el anochecer, con una fe y seguridad renovada, tenía la certeza de que iba a llegar allá y que valía la pena disfrutar del recorrido, me acosté a observar las estrellas y fui arrastrado por una somnolencia, en la que navegaba por un tranquilo mar que pronto se convirtió en una furiosa tormenta, sentí que me ahogaba y que en cualquier momento iba a ser tragado por el océano, pero aun así persistí en mi lucha, hasta que una ola me derrumbó y desperté.

Sobresaltado abrí los ojos para encontrarme dentro de una acogedora cabaña de madera, la chimenea a un lado calentando el lugar y frente a mí, un viejito con mirada chistosa, no puedo describir sus facciones ni su raza, podría decir que era oriental por su nombre, pero al ver su rostro pude ver reflejado miles de años de aprendizaje, toda la sabiduría acumulada y entendí el porqué de su gran fama.

Hot tea.gif
(Tumblr, 2016)

Permanecimos en silencio durante largo tiempo, me acercó una taza con una bebida caliente y un plato de frijoles, sin decir palabra alguna comencé a ingerir, al terminar intenté decir algo, pero él acercó su dedo índice a mis labios, en señal de que callara.

—No hace falta que digas nada, ya lo sé todo, cuando estés listo regresa a tu casa — dijo en un susurro apenas audible.

La sangre inició a hervir en mi interior, ¿cómo era posible que después de tantos días de travesía se negara a atenderme?, ¿Y todas mis respuestas?, Como si hubiera leído mi mente contestó.

— La única respuesta válida a tus preguntas la tienes tú, eres poseedor de tu verdad, a lo largo de este viaje has aprendido que dentro de ti yace un universo y que solo tú puedes resolver tus problemas.

— ¿Qué va a pasar con el dolor de mi corazón? ¿Cómo voy a curarlo? ¡Me dejas peor que antes de empezar! — contesté desesperado.

— Mira adentro de ti y dime si todavía sientes ese dolor.

tumblr_noumi1PsxT1qg20oho1_500
(Tumblr, 2016)

Cerré los ojos y me dediqué a sentir todo aquello que anidaba dentro de mí ser. Nada. Solo percibí una gran paz nunca antes experimentada, después de tantos días de esfuerzo extremo, de dolor, hambre, cansancio, entendí que nadie puede resolver mis problemas, el único que tiene el poder para cambiar soy yo, las demás personas me pueden orientar, pero el que transita por este camino llamado vida, soy yo.