5 Razones para ir a la FIL2017

La navidad nos llega a los tapatíos con un mes de anticipación, en vez de esperar hasta el 25 de diciembre, los amantes de la literatura la recibimos desde el día en que comienza la Feria Internacional del Libro de Guadalajara o como  mejor la conocemos; FIL.

El invitado de honor de este año es Madrid, capital española que se distingue por su luz, no solo en su aspecto físico sino en lo artístico y cultural, ha llegado a  iluminar La Perla Tapatía.

Si nunca has venido a la FIL te recomiendo que lo hagas y para motivarte te dejo cinco razones para que te animes:

1. Libros, libros, libros y… ¡¡¡ Más LIBROS!!!

De todos los colores, tamaños y sabores.  Los hay clásicos y de lo más modernos. Podrás encontrar obras como Don Quijote de la Mancha (En un sinfín de versiones), hasta la novela más reciente de Haruki Murakami.

No creas que todo son letras sin dibujitos, también hay un área de novela gráfica, manga, libros infantiles y juegos para la mente como rompecabezas.

2. Conferencias, presentaciones y ruedas de prensa

¿Te interesa saber sobre lo más nuevo de alguna editorial? o ¿Quisieras saber más sobre ese libro que te recomendó tu mejor amiga? Entonces has llegado al lugar correcto, porque en la FIL hay conferencias, presentaciones y ruedas de prensa sobre diversos temas.

3. Talleres y actividades

Si lo que quieres es aprender a ser un poeta, mejorar en tu escritura o simplemente pasar un buen rato expresando tu espíritu creativo, date una vuelta, aquí podrás disfrutar de distintos talleres y actividades sin costo para que puedas divertirte y conocer algo nuevo.

Si nada de eso te gusta, también puedes ir al Foro FIL a disfrutar de los conciertos que ofrece gratuitamente el festival.

Puedes ingresar a la página del festival para enterarte de los eventos.

4. Conocer a tus autores favoritos

¿Te enteraste que viene el autor de tus novelas favoritas y quieres que te firme tus libros? Prepárate para conocer a tu autor predilecto/a y conocer a más personas que también disfruten de esos libros de los que tal vez no puedes hablar con cualquier persona, quien sabe, tal vez y hasta conoces a tu nueva mejor amiga.

5. Enamorarte de la lectura 

Si te hablan de libros y lo único que piensas es, “Qué aburrido”, te invito a que te des la oportunidad de ir a la FIL y que conozcas la pasión que han tenido tantas personas a lo largo de muchos siglos, puede que en el estante menos esperado encuentres una novela que te atrape y te enseñe lo que es amar un libro.

Si decides ir a la FIL y nos encontramos en su intrincado laberinto de pasillos, me encantaría saludarte y que me recomiendes tu libro favorito.

 

 

 

 

Advertisements

Reconciliación con nosotros mismos

Hay un chico sentado en una banca del parque, su expresión es seria, sombría; mira a las palomas que buscan migajas de pan para abastecer su hambre, misma que él siente hacia ser feliz.

También observa a la gente; parejas, solteros, familias, amigos, que al final del día son seres humanos como él que día con día siguen una misma rutina, luchan por conseguir sus sueños y superan sus crisis existenciales.

Cada uno con sus diferentes limites, la diferencia que él tiene con ellos, es que él no quiere ser feliz hasta que no alcance la cumbre de su existencia:

Éxito profesional, mente abierta, espíritu pleno, amor en abundancia, seguridad económica, libertad total.

Visualiza cada una de sus metas y mide la distancia para alcanzarlas que sigue siendo abismal; a pesar de que año con año da un paso para acercarse a ellas. Se frustra, se mira en el reflejo del charco y se escupe con repudio, comienza un monólogo de rabia y odio consigo mismo.

— ¡¿Cómo puede ser que a ésta edad sigas luchando contra los mismos demonios?!— Se dice con desprecio.

— Es que tú no entiendes lo difícil que es para mí superar esos miedos, yo solo quiero sentirme bien, todo lo demás es complementario. — Se contesta arrepentido.

— ¡Deja de lamentarte pedazo de mierda! Entiende que la única manera de ser grandes es alcanzando lo que nos hemos propuesto.

— ¡Déjame en paz, me queman tus palabras, ya no quiero ser tu esclavo! — Se responde entre sollozos.

La gente que pasa por el parque lo mira confundida, un hombre piensa en acercarse a ayudarlo, pero él lo aleja con un movimiento de manos. No padece demencia, tan solo es otra persona que no puede lidiar consigo mismo, que día con día pierde la batalla contra su propio ser.

¿En dónde reside la verdadera felicidad?

Existen mil y un teorías diferentes, yo creo que se encuentra en lo más sencillo, como la reconciliación con nosotros mismos.