Página en blanco

Tratar de medir la creatividad en tiempo transcurrido es uno de los aspectos que más bloquea su flujo, porque no es un trabajo medible, no podemos determinar con exactitud el tiempo que tardaremos en lograr que la inspiración tome posesión de nosotros, nos penetre y nos permita utilizar la energía divina para crear obras trascendentales.

Cualquiera puede escribir, pintar, dibujar y esculpir, pero los verdaderos artistas son aquellos que humildemente permiten que Dios funja como maestro de títeres y guíe sus trazos y palabras de acuerdo a su fin.

Son aquellos que se enfrentan al miedo de hacer una mierda, porque en muchas ocasiones al estar frente al lienzo en blanco lo único que pasa por la mente es: “No quiero cagarla”, ¿Cómo superar al antiguo yo? ¿De qué manera seré mejor que antes? Con valentía, frente a un miedo que nos paraliza y hace temblar.

Es estar parado frente a una ola que te dobla cuatro veces la estatura, sin la posibilidad de huir y con la plena consciencia que será un encuentro doloroso, en el que serás azotado por una fuerza superior a ti, que tu mejor opción es aligerar el cuerpo y fluir con el agua que te va a moldear de acuerdo a su gusto, porque si opones resistencia saldrás lastimado, parapléjico y en el peor de los casos muerto.

Así es la vida, una danza sin expectativas, que deja que los brazos se extiendan y el pecho se alce al cielo para abrir el corazón, mientras más intentemos dominar y sentir seguridad peor la pasaremos, dejemos que la realidad caiga bajo su propio peso.

Si amas exprésalo

El mundo está hecho para los que a pesar del miedo se lanzan por la victoria, para aquellos que ante la duda buscan develar el misterio, para quienes en vez de mantener duro el corazón se lanzan a amar, estas palabras están dedicadas a un alma que su deseo más grande es estar en plena comunión con todo:

Toma de mi lo que te sirva y lo que no deséchalo,

Deja de pensar que me debes algo,

Con nadie tienes deuda.

Si amas exprésalo,

Sino niégalo pero no me voltees a ver,

Mira al cielo, mira a la tierra, los mares y los pájaros tal vez,

Pero no me mires a mí,

No me engañes ni te engañes.

Que tu credo sea la verdad,

Y cuando haya mentira aclara con la palabra,

Mata los falsos sentimientos,

Asesina la necesidad de ocultar quien eres,

Si me presento desnudo, tú también,

Transparente y sin barreras,

Se desvanece la duda.

Con dos palabras te expreso un sentimiento universal,

Que carece de extensión y no limita su tamaño,

Infinito en su poder y gigante en su medicina,

Sin tiempo ni duración,

Esas palabras son,

Te amo.

 

Manos llenas, espíritu vacío

Chris gif.gif

(Into the Wild, 2007)

Llegué con manos llenas, repleto por un montón de cosas que hasta me cubrían el rostro, desde buenos sentimientos hasta enseñanzas de vida y algunos rencores, pensé que con todo ese inventario iba a ser capaz de lograr mi objetivo, al fin y al cabo ya había pasado por miles de caminos; dulces, dolorosos, alegres y tristes.

Yo me catalogaba como un sabio, ¿Qué acaso no son personas colmadas de cicatrices, que han aprendido a decir palabras profundas? Así me sentía yo, como un receptáculo de vivencias, listo para disfrutar la vida, de la cual me privé por pensar que antes tenía que sufrir durante mucho tiempo para encontrar el sabor de las cosas.

Quino.jpg

(Quino, S.F.)

Lo que ocurrió fue que al presentarme ante el Todopoderoso con este montón de cachivaches, se río en mi cara, lágrimas salían de sus ojos y se convirtió en una carcajada incontrolable, mientras yo me seguía encorvando por el peso en mis brazos.

Al terminar su festín de risas, me dio una bofetada y con mirada seria me pidió que lo soltara todo, ¿cómo podía pedirme algo así? Toda una vida de incesante búsqueda para que al final tuviera que tirarlo todo a la basura, pero así lo hice, al fin y al cabo la soberbia no me iba a servir de nada.

tumblr_nml3g4Cz2g1spqq5go1_500

(Into the Wild, 2007)

Todo cayó bajo su propio peso, montón de relaciones amorosas, miles de pedacitos de tristeza, corajes acumulados y hasta algunas promesas rotas. Poco a poco fui sintiendo aquello que no podía ser expresado con palabras; la libertad, y por primera vez entendí el desapego, esa sensación de estar vivo y feliz, sin depender de nada, ni de nadie para seguir adelante.

Mountains Chris GIf

(Into the Wild, 2007)

Entendí porque el amor nunca había resultado en mi vida, que esa necesidad de control y manipulación, en vez de retener, aleja a las personas, nadie quiere ser posesión de otro, el sentido mismo está en fluir juntos en una eterna danza de armonía, donde los movimientos de uno complementen al otro y viceversa.

Comprendí que todas aquellas palabras que dije, todas las lecturas y “buenas vibras” que compartí, no significaron nada, que las acciones tienen mayor valor que todos los sonidos emitidos por nuestra boca.

Concebí que la imagen que transmití a los demás, de paz, relajación y serenidad, carecía de fundamento porque en mi interior había un infierno desatado, que para expresar ese estado, primero debía sentirlo.

Alex freedom

(Into the wild, 2007)

Al final pude discernir que mi vida no estaba terminada, que tenía que regresar con las manos vacías y los brazos extendidos para poder abrazar, amar y convertirme en semilla de crecimiento para el mundo y para mí mismo.

Salvador Gonram.