Imagina encontrarte con aquella mujer que te haga olvidar a todas las demás

Imagina encontrarte con aquella mujer que te haga olvidar a todas las demás, que al simplemente verla tu panorama visual se reduzca a solo su figura, a una expansión hacia lo profundo, toda aquella información en el ambiente que no sea necesaria deja de existir.

En ese momento comprendes que estás en donde tenías que estar, que todo aquello por lo que tuviste que cruzar era necesario para llegar hasta ahí, vas a estar tan pleno que vas a olvidar conceptos como el miedo, el enojo y el rencor. Todas las cicatrices dejadas por un corazón roto van a evaporarse y traer consigo una gran fuerza.

Van a sentir sus corazones como dos soles que buscan estrellarse, fundirse, para nunca más volver a estar separados, vas a acercarte a ella y entender cada una de sus intenciones, pensamientos y emociones, sin necesidad de compartir palabras, porque la telepatía generada de esa gran unión va a ser el mejor medio de comunicación.

Ese beso, va a ser mejor que cualquier otro beso que hayas experimentado en tu vida, no tiene porque ser de una gran complejidad, porque entenderás que en la sencillez de que sus labios se toquen, se creara la conexión de compartir tu espíritu con otro ser que amas.

Terminada toda actividad amorosa, estarás recostado a su lado, probablemente abrazándola, con tus manos entrelazadas con las suyas y de una vez por todas vas a comprender que lo eterno carece de un tiempo específico, porque un solo momento puede ser más infinito que todas las horas de la vida. Nunca más volverás a estar solo, aunque sus cuerpos se separen, han dejado muy dentro de ambos, vida; la esencia misma de Dios. El sentido por el cual venimos al mundo.

Advertisements

Día 1: vida nómada

El inicio de la aventura, después de meses de planificación se hace realidad el sueño, dos personas, padre e hijo, con casi nula experiencia en camping y roadtrips, emprenden un viaje por toda La Baja California Sur, desde las playas de Los Cabos San Lucas, hasta la salinera más grande del mundo Guerrero Negro,  aproximadamente 950 km.

8.jpg

Es muy interesante realizar un viaje así porque aprendes a sentirte bien en toda la incomodidad que rodea a la experiencia, desde no tener un baño al que ir, hasta dormir en el suelo, comer al aire libre, que a primera instancia parece algo desagradable para muchas personas, pero ser nómada se convierte en un estilo de vida que otorga libertad.

Dejas de estar atado a tus pertenencias, a un lugar, a ciertas personas, porque el camino se vuelve tu hogar, es sorprendente la cantidad de gente agradable que conoces, el gran número de cosas que descubres cuando sales de tus cuatro paredes, de esa burbuja de seguridad.

Tomamos carretera a eso de las 9:30 y nos dirigimos desde Los Cabos San Lucas, hasta La Paz, ahí paramos a comprar provisiones para poder seguir nuestro camino, continuamos y mientras comíamos kilómetros, pasábamos ciudades como Constitución e Insurgentes, llegamos al cruce de Agua Verde y nos paramos en una choza, en medio de la nada, a comer; primera lección aprendida, siempre pide platillos típicos de la región, me sirvieron los mejores burritos de machaca que he comido en mi vida, aunque tenía un nudo de angustia en la garganta, porque a nuestro alrededor habían tres federales, me sentía en una película de Quentin Tarantino, donde de pronto la situación explota y todo se convierte en sangre y violencia.

untitled-3.jpg

Los paisajes de La Baja Sur, son poesía pura, porque conforme las ruedas devoran los kilometros de carretera, a los lados observas un sin fin de cactus, plantas del desierto, zopilotes, pero ninguna casa o comercio. En un abrir y cerrar de ojos el camino deja de ser una línea recta al pasar Ciudad Constitución y Ciudad Insurgentes, y te adentras a la sierra de La Giganta, donde las curvas son tan cerradas que a momentos piensas que no vas a salir vivo de ahí, la temperatura haciende de los 35 a los 42 grados centigrados,  de pronto volteas a tu lado derecho y puedes ver el mar, de un azul intenso y contrastante al paisaje desértico al que te acostumbraste.

Requeson.gif

Llegamos al atardecer a Bahía Concepción y nos instalamos en la playa “El Requesón”, una de las más bellas y famosas de la región, un mar apacible como una alberca, su distintivo mayor es un brazo de arena que cruza un tramo del agua hasta un estero. Instalamos nuestro campamento y nadamos por un largo rato. Posteriormente miramos las estrellas, a mi papá se le hizo impresionante volver a ver un cielo tan estrellado, algo que por la contaminación y la luz artificial es imposible admirar en la ciudad.

untitled-4.jpg

Unas cuantas estrellas fugaces cruzaron por nuestros ojos, así que decidimos dormir cobijados por la noche y el arrullo del mar.

Luna

La luna era hermosa, el astro más brillante de la noche, nada podía opacar su gran belleza, las demás estrellas buscaban ganarle, pero sólo lograban acentuar su magnificencia. Cada noche era la primera en llegar y por las mañanas la última en abandonar su puesto.

Luna.gif
(Tumblr, 2016)

Cada 28 días mutaba a diferentes formas, ninguna más grandiosa que la otra pero al final de cada etapa se escondía bajo un manto negro para que la gente tuviera tiempo de extrañar su belleza.

Un día cegada por la vanidad y las malas influencias de los otros, decidió que no solo quería estar en la noche sino también en el día y quitarle su puesto al sol.

Así que comenzó a elaborar un plan, en el que ella saldría primero que el sol para ganar su lugar, pasó toda la noche y ella sin parpadear un segundo para no perder la oportunidad; salió antes que el viejo sol, pero el sin notar su presencia también emergió, dejándola invisible.

world in hands.jpg
(Sheila.L)

Enojada la luna decidió hacer otra cosa: sobornar a las nubes para que al día siguiente taparan al sol y ella pudiera tomar su lugar, pasado el tiempo las nubes hicieron lo que la luna les propuso, pero además de tapar al sol la taparon a ella. Ya que no podían estar en una sola parte del cielo.

Encolerizada, ideó un último plan: secuestrar al sol para que así no pudiera tomar su lugar y ella ser la única en todo el vasto cielo. Mientras el viejito dormía, lo metió en un saco y hasta Saturno lo lanzó, con gran felicidad esperó a que la noche se hiciera día pero ¡Oh sorpresa! Nunca se hizo la luz.

Desesperada y sin saber que hacer continúo esperando pero la gente no despertaba, las plantas se marchitaron y la primavera nunca llegó.

dreaminginthedeepsouth.jpg
(dreaminginthedeepsouth.tumblr.com)

Ansiosa preguntó a la estrella más sabia:

-Oh gran Filomena ¿Dime qué está pasando? Todo se muere porque no llega el día.

-Por tus ansias de poder lunita, despojaste de su lugar al creador de la luz, el viejo sol.

-Yo quería ser la única en todo el cielo, pero él no me dejaba.- Replico desesperada.

-Luna debes entender una cosa muy importante, tú eres la que controla a la abuelita mar, sus aguas se mueven a tus mandos; eres la guía y descanso para las personas, eres el final del día. Mientras que Sol es el comienzo, se encarga de nutrir a los animales y plantas con su luz; además de dar calor. Entiende que no puedes ser algo que no eres.

tumblr_o9op6mEafE1qg20oho1_500.jpg
(Tumblr, 2016)

-¡Pero yo también quiero hacer eso Filomena! ¡Quiero serlo todo!- Contestó entre sollozos Luna.

-Eso no está en ti, se lo mejor que puedas ser tú misma, pero no desees ser algo que no eres.

-Yo también quiero poder dar la luz y nutrir a las plantas, ser el comienzo de algo.

-¿Qué pasaría entonces con el señor Sol, Lunita? Moriría de la tristeza por no poder desempeñar el cargo con el que nació, le quitarías su propósito de estar vivo, pero tienes que entender que sin él tampoco existirías tú. Nadie notaría tu presencia por siempre estar ahí.- Con paciencia replicó Filomena

-¿Entonces qué debo hacer?- Replicó la Luna.

-Regrésale su lugar a Sol, tú eres la luna el astro más bello y brillante del cielo nocturno y él es el Sol, fuente de vida de cada día. Juntos hacen del mundo un lugar hermoso, separados lo matan. No crean que están separados, se complementan para lograr un equilibrio perfecto.

Saturn.jpg
(Pinterest, 2016)

La Luna con una nueva perspectiva fue hasta Saturno donde encontró al viejo Sol triste y desconcertado. Le dio un gran abrazo con todo el amor que tenía y un beso en el que le transmitió su perdón profundo.

No se necesitaron más palabras ya que Sol comprendió lo que ella le enviaba, regresaron a la tierra y juntos, como pareja reinaron los cielos.  Él por el día y ella por la noche. Los dos aportando lo más bonito que tenían para hacer de la tierra un lugar mejor.

Salvador Gonram.